Viajes literarios

Fuente: Google

Fuente: Google

Querida amiga:

Durante las últimas semanas hemos dado varias clases de Literatura de viajes y Escritura creativa, ambas asignaturas impartidas por Fernando Clemot, escritor, crítico literario y director de la revista de literatura Quimera.

Clemot, conocido sobre todo por sus libros de cuentos, como Estancos del Chiado y Safaris inolvidables, trató en primer lugar de aproximarnos el concepto de literatura como forma de comunicar lo que no puede expresar una imagen o un guión, evitando juicios y haciendo que las situaciones rutinarias no lo parezcan (como bien hizo Fernando Pessoa en un texto entorno al pomo de una puerta).

Antes de un fugaz repaso a la historia de la literatura mundial, aclaramos algunos conceptos literarios, formas narrativas y tipos de narraciones: porque un soliloquio y un monólogo no son lo mismo, como tampoco un relato y un cuento, que se diferencian, a su vez, de los relatos breves, microcuentos y novelas breves básicamente por su extensión y tramas.

Al mismo tiempo, recibimos buenos consejos a la hora de ponernos a escribir un texto literario, tanto de ámbito más técnico (aspectos formales para la correcta presentación de un relato) como de creación y estructuración del contenido (para incluir señas de identidad, formar picos y bajones, utilizar redes de conectores metafóricos, lenguaje vigoroso y palabras exactas). Explicado de forma teórica suena complicado, pero con ejemplos y práctica se absorbe mucho mejor.

Aunque escribimos de forma innata inspirados inconscientemente por aquello que hemos leído a lo largo de nuestras vidas, la explotación del fondo sentimental es un concepto muy interesante en la creación literaria, que fue tratado en la última sesión. Hacer revivir decisiones no tomadas en el pasado es lo primero que buscamos en nuestras mentes cuando nos ponemos a escribir, unas “vidas fantasmas” que vamos aprovechando para nuestras creaciones literarias hasta que se agotan y pasamos a la fase de observación: cuando nuestras biografías están bien exprimidas buscamos tramas en la realidad inmediata.

Las clases de Clemot aún no han terminado, así que pronto te volveré a poner al día.

Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *