Rabelos del Duero

Amigo:

Un aspecto muy importante de un viaje es el transporte. Y es lógico que así sea, el modo que usamos para llegar a algún lugar puede incluso llegar a definir el tipo de viaje que emprendemos. Hay transportes universales como el avión, minoritarios como las carrozas e incluso imaginarios como casas voladoras. Pero yo quería hablarte de aquellos que son únicos en el mundo, que alguna vez tuvieron una función práctica y que hoy son un reclamo turístico para los visitantes de ese lugar que alguna vez inventó ese transporte muy particular.

Rabelos de Vila Nova

Fuente: Francisco Fontano

Como sabes, hace pocos días me fui a pasear a Portugal, y ahí descubrí uno de estos transportes únicos, se llaman rabelos, y sólo los encontrarás navegando por las aguas del río Duero.

El Rabelo es una barca que era usada para transportar el famoso Oporto desde las fincas que lo producían río arriba hasta las ciudades de Vila Nova de Gaia, donde se almacenaba, y Porto, donde se embarcaba a otros países, especialmente a la Gran Bretaña.

Otro día te contaré más acerca del Oporto, parte fundamental de la historia de la ciudad que le dio nombre. Pero hoy me concentro en esta barca, que es un símbolo de la región. Cada rabelo era capaz de transportar hasta Vila Nova entre 45 y 50 barriles del valioso vino en tres días de navegación, para esto requerían marineros muy hábiles, pues el Duero (Douro, en portugués) fue una corriente muy peligrosa hasta que se construyeron presas para domar sus aguas.

La forma del rabelo fue inspirada por los barcos dragones vikingos, pero lo que más llama la atención es que se impulsa gracias a una larga vara que empujaba al barco en el fondo del río. A la mayoría de los visitantes esto les recuerda las góndolas venecianas. Pero yo, probablemente como tú harías, pensé en las trajineras de Xochimilco.

Rabelos de Porto

Fuente: Francisco Fontano

El rabelo perdió su utilidad cuando se construyó una línea férrea a lo largo del río, la cual por su seguridad y rapidez se usó para transportar el vino. La última vez que navegarían con su función comercial fue en 1964. Sin embargo, tenemos la suerte de que el rabelo sobrevivió con motivos turísticos y como símbolo de la región. Hoy, como yo hice, los puedes ver no sólo en museos, sino en las riberas tanto de Porto y Vila Nova, como de otras poblaciones del Duero, y si tienes la suerte de visitar Portugal el 24 de junio, disfrutarás de la regata anual de estos barcos celebrada cada día de San Juan.

Te mando un saludo amigo, y espera mis cartas para que te siga hablando de Portugal y del mundo.

3 comentarios en “Rabelos del Duero

  1. Es necesario que en todo el mundo revaloremos nuestras tradiciones e historia y aprendamos a rescatar todo lo valioso, a fin de que se conserven para futuras generaciones. Si bien es claro que el desarrollo requiere que se cambien medios de transporte, es indispensable conservar lo que va quedando para que no se olvide la historia y la vida de los pueblos. El turismo es uno de los medios que nos permiten la conservación de tradiciones puesto que se utilizan para atraer a otras personas y que conozcan lo nuestro. Alegra saber que cuando menos los rabelos han sobrevivido.

  2. Soy aficionado a los barcos y me encantan en todas sus formas, pero desconocía la existencia de los “rabelos” me recordaron como mencionas a las góndolas y un poco a esas embarcaciones que funcionan en Hong Kong, los sampanes. Gracias por ilustrarme al respecto.

  3. Francisco. Efectivamente los sampanes de Hong Kong también son muy similares al Rabelo. Es curioso y a la vez revelador como en tantos lugares, a veces tan lejanos, se han inventado formas de moverse tan similares, testimonio de su eficacia.

    Güera, efectivamente el turismo bien manejado puede servir para conservar tradiciones que de lo contrario se perderían, y esa es una de las cosas que como periodistas de viajes buscamos promover. El rabelo ha logrado permanecer como un símbolo local y eso es de celebrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *