Diseño gráfico: ¡’seño’ gráfico!

Querido primo:

Es verdad que no tenemos que ser superficiales y fijarnos en el interior y el contenido de las cosas, un ejemplo son las castañas o Susan Boyle,  pero la impresión y el aspecto nos lo puede facilitar. De eso se encarga el diseño, de vender el contenido. El diseño de una publicación es muy importante porque cada vez hay más imagen y menos texto. El contenido, o sea la información, se tiene que condensar ya que la gente no está habituada a leer mucho. Twitter es el ejemplo más claro de ésta tendencia y la ha aprovechado muy bien. También es cierto que no apetece leer una revista donde sólo haya texto uniforme lleno de palabras de igual complexión, por muy bonitas que sean.

Las palabras, al contrario que la comida o bebida, son más fáciles de digerir a palo seco que con guarniciones. Por eso la publicidad utiliza mucho la tipografía de palo seco. Si una fuente es difícil de leer, se perderá el significado. Por cierto, el significado de una conversación entre diseñadores a veces puede parecer un tanto pervertido: ¿Cuál es tu tipo? Las helvéticas. Yo soy más de romanas. Pero seguramente los dos coincidimos en que las negritas destacan más. A mí me gusta ponerlas en cursiva. Un poco de sangría para empezar siempre va bien. Y si me vengo arriba entran en juego las filigranas. ¿Acabas con ladillos? No, terminales, dependiendo del sangrado.

Juan Maldonado, un profesor que asegura cobrar poco más que una señora de la limpieza, nos introdujo el tema del diseño gráfico en las publicaciones. Un hombre que no sólo tiene una voz imponente como la del rey, también tiene una vasta experiencia en el diseño de publicaciones como Man o Primera Línea. Igual el contenido fue un poco etéreo y pocos apuntes se tomaron en sus clases, pero el punto fuerte de su asignatura serían los soportes más que su exposición. En el aula nos trajo revistas, libros o pósters y en el Campus Virtual nos dejó hasta 30 documentos. Después, en la práctica, pudimos ejercer algunos conceptos que nos contó.

¿Véis al surfista?

¿Véis al surfista?

Un concepto que aprendimos fue el del punto de interés gráfico, que valiéndose de la teoría 10:30 viene a decir que centramos nuestra atención en la parte nordeste de la página o imagen, ignorando lo que haya en la parte inferior de la izquierda. Aunque a veces nos podemos encontrar con alguna excepción. En la imagen podemos ver como el surfista está en el punto óptimo pero no recibe la misma atención que lo que hay en el lado oscuro.

Fue una de las clases con más debate entre alumnos y profesor, que en algún momento llegó a altos estados de tensión. Aunque el profesor dijera que le gustaba este acto de rebeldía e implicación del alumno, pudimos comprobar que sus glándulas sudoríparas no opinaban lo mismo. Los principales temas de controversia fueron el plagio de ideas así como alguna de sus diapositivas del cuaderno secreto del editor llena de consejos que se cuestionaron. Sobre todo la de regalar biquinis para atraer el público. Con lo que apetece comerse un biquini leyendo una revista…

Maldonado en clase. Foto: Guillem Griera

Maldonado en clase. Fuente: Guillem Griera

Respecto a lo del plagio, el ejemplo que nos mostró en clase era más bien un tributo a cierta publicación, pero el tema dio mucho de sí. Es difícil discernir entre lo que supone plagio, inspiración, seguimiento de unos mismos patrones… Si una publicación es idéntica a algo ya existente, o bien se hace referencia o queda un poco patético, como una imitación barata. El diseño de las publicaciones es un aspecto más funcional que artístico, en cuanto que tiene que servir para dar sentido al contenido, así que por mucha creatividad que se le pueda atribuir, la libertad de expresión se verá limitada a unos parámetros más o menos objetivos. El diseño marca el estilo y personalidad de una publicación, una maquetación determinada puede dar a entender el tono con que será tratada una información. Si una publicación sensacionalista diseña de forma sobria, o al revés, algo raro pasa. Para entendernos, no tiene el mismo aspecto un McDonalds que un Bar Manolo o el Celler de Can Roca, aunque en todos te puedes comer una hamburguesa. Y tampoco es que se hayan plagiado entre sí el Burger King y el McDonalds o el Bar Paco del Bar Manolo. Igual se copian algún ingrediente pero intentan variar, si uno sirve gato el otro servirá perro.

Un comentario en “Diseño gráfico: ¡’seño’ gráfico!

  1. Ni al surfista, ni a las olas. ¿Estan las dos en la playa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *